Iglesuela se cambia de nombre por el turismo

TurismoPlus.ORG

La importancia económica y cultural del turismo motiva a los más diversos destinos a adoptar a veces inusitadas decisiones como ocurrió al pequeño municipio de La Iglesuela, en la provincia española de Toledo, con solo medio millar de habitantes.

La población cuenta con un mesón, un restaurante, un bar, un hotel casa rural y un centro hípico para la práctica del turismo ecuestre y pretende atraer a una parte del casi medio millón de turistas que visitan el Valle del Tiétar, en la vecina provincia de Ávila.

Para eso, la Consejería de Hacienda y Administraciones Pública de la localidad acordó por unanimidad y sometió a referéndum la necesidad rebautizar el municipio con el nombre oficial de La Iglesuela del Tiétar, lo que fue respaldado por el 81% de los votantes.

La argumentación presentada señaló que “el cambio solicitado viene motivado por la importancia económica y beneficios notorios que reporta a los residentes del término municipal el asociar la localidad con el Río Tiétar”.

Por La Iglesuela transcurren unos 15 kilómetros del río Tietar, que nace en la Sierra de los Gredos, desemboca en el Tajo cerca del Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Extremadura, y cuenta con atractivas charcas de gran preferencia para los visitantes durante el verano.

Víctor Eduardo Elvira, alcalde de La Iglesuela, sostiene que en su localidad, cercana a Madrid, la capital, existen varias zonas de baño en el Tiétar que podrían beneficiarse por la llegada de turistas nacionales y extranjeros.

El término Iglesuela tiene su origen en el nombre de un pequeño templo construido durante la dominación romana en el lugar que hoy ocupa la iglesia de la localidad.

Además de las posibilidades turísticas ofrecidas por el río, la región posee 2 puentes y pozos de agua romanos, la iglesia de Santa María de la Oliva (construida en el Siglo XVI), las ermitas de la Virgen de la Fuentesanta y del Cristo de la Sangre, esta última en ruinas, y el llamado Safari de piedra, un  conjunto de esculturas en granito con figuras de animales.

España recibió en 2017 un récord de 82 millones de visitantes internacionales, 8,9% más que el año anterior, que se sumaron a los más 176 millones de viajes realizados internos por los ciudadanos españoles en ese año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: