Ibiza a por turistas de calidad

TurismoPlus.ORG / Foto: DickieBird (Pixabay)

La fuerte corriente de acciones frente a la masificación del turismo y sus consecuencias conduce a algunos hoteles de la isla española de Ibiza a remodelar sus instalaciones para elevar su categoría y atraer “turistas de calidad”.

Las inversiones están dirigidas a evitar lo que denominaron “turismo de borrachera” o “incívico” que en los últimos tiempos despertaron numerosas protestas de residentes en Ibiza, uno de los paraísos turísticos de España, el segundo país receptor de más visitantes en 2017, detrás de Francia.

Un ejemplo del rechazo a los viajeros que alteran el orden y afectan la tranquilidad de la isla es el céntrico hotel Piscis Park, en el casco urbano de la urbe, cuyos propietarios decidieron realizar una remodelación del negocio para elevar su categoría de 2 a 4 estrellas.

De esa forma, el establecimiento tratará de alejar a los turistas indeseables que regularmente no cuentan con recursos económicos para alojamientos más caros, según explicaron los administradores del Piscis Park a la prensa local.

Una experiencia similar ya fue concretada por el grupo Playasol, que transformó sus hoteles Marco Polo I y Marco Polo II para subirlos de 2 a 3 estrellas, y tiene en proyecto hacer lo mismo con su Aparhotel del Mar, pero de 2 a 4.

La idea es aumentar los precios de reserva para cambiar la clientela habitual de los alojamientos de menor categoría, en su mayoría “turistas de borrachera”, por un turismo de más calidad, en especial el familiar.

Las autoridades de Ibiza crearon un comité contra el turismo incívico con el propósito de mejorar la imagen de ese destino y que incluye una campaña de comunicación para tratar de convencer al turista sobre la necesidad de un comportamiento responsable.

El órgano está integrado por representantes de la administración pública y del sector turístico y su más reciente reunión estuvo presidida por la directora general de Turismo, Pilar Carbonell.

Los objetivos son “mejorar la imagen de las islas Baleares como un destino turístico en que valoramos la convivencia y las actitudes responsables y cívicas y por otro lado modificar la percepción y los comportamientos de los turistas”, explicó Carbonell.

Ibiza forma parte de las islas Baleares, en el mar Mediterráneo, y es conocida como un destino marcado por una activa vida nocturna, aunque también cuenta con villas tranquilas, lugares de retiro para el yoga y excelentes playas.

El mercado español recibió más 37.1 millones de visitantes en el primer semestre de 2018, un crecimiento del 1.8% frente al año anterior, con los visitantes del Reino Unido en primer lugar con más de 8.4 millones.

Las otras 2 fuentes principales hacia España fueron Alemania (5,2 millones para una caída del 5.7%) y Francia (4,8 millones de turistas, un alza del 1.4%), según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística.

En 2017 y por tercer año consecutivo, España impuso un récord de visitantes internacionales con 82 millones de turistas, 8,9% más que en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: