Sarajevo, plaza para visitar la Historia

Por Miguel Lozano/TurismoPlus.ORG

En la ciudad de Sarajevo, capital de Bosnia y Herzegovina, los turistas tienen la posibilidad de visitar la Historia, desde el dominio de la región por el imperio otomano hasta los tristes acontecimientos que siguieron a la desintegración de Yugoslavia.

Sin embargo, hay dos lugares particulares: una estatua de Gabrilo Princip y el lugar donde se paró para matar al archiducque Franz Ferdinand, acontecimiento que desencadenó dos guerras mundiales.

Considerado un terrorista por unos, Princip es para otros un patriota. “El disparo de Princip fue un disparo por la libertad”, afirmó el político bosnio Nebojsa Radmanovic cuando fue inaugurado el monumento .

Son dos formas de ver un hecho histórico como el magnicidio del 28 de junio de 1914 a partir de la motivación del ejecutor, opuesto a la anexión de Bosnia al imperio Austro-Húngaro.

La figura de bronce de dos metros de altura, ubicada en un parque del barrio serbio de la ciudad, fue develada durante la conmemoración del centenario del magnicidio que cambió dos veces las fronteras de Europa.

gabrilo princip estatua sajaevo
Un actor representa a Gabrilo Princip ante su estatua en Sarajevo

El otro sitio a visitar es una marca en el lugar donde Princip se paró para disparar contra el archiduque, en el segundo intento realizado ese mismo día para asesinarle.

Una interpretación de este hecho que gana fuerza en los últimos años es la “teoría del emparedado”, una manera un tanto burda de referirse a ese hecho de tanta connotación, pero que ilustra como a veces pequeños incidentes pueden cambiar el destino de millones de personas.

Según esta versión Princip se encontró en una posición privilegiada cerca de la caravaa de Franz Ferdinand por un hecho totalmente fortuito: había acudido a la tienda de delicatessen Moritz Schiller en la calle Franz Joseph para comer un emparedado.

Algunos interpretan, entonces, que de no haber tenido hambre Princip en ese momento no habría ocurrido la Primera Guerra Mundial y en consecuencia tampoco la Segunda.

Si bien es una teoría válida, también se puede pensar que aunque ese hecho no hubiese ocurrido, los juegos de alianzas e intereses políticos e imperiales hubieran desembocada igualmente en una conflagración.

Pero el hecho es que Princip apretó el gatillo y hoy muchos turistas se retratan en ese mismo lugar y algunas apuntan con una pistola imaginaria para recordar su paso por un paraje de la historia mundial.

Lo que el turismo debe saber es que el asesino no actuó solo, y formaba parte de un grupo de 7 conspiradores armados con bombas y pistolas ubicados en diferentes puntos de la trayectoria de la caravana del archiduque.

Primero uno de ellos lanzó una granada hacia el auto descubierto del archiduque, pero explotó debajo de otro vehículo e hirió a varios oficiales.

Franz Ferndinand, ileso, es llevado al Ayuntamiento para protegerlo mientras el resto de los complotados se dispersa por la ciudad.

Princip se detiene a comprar un sándwich cuando Franz Ferdinand sale del edificio donde lo resguardaron y se dirige al hospital para visitar heridos.

Aunque siguiendo una trayectoria lógica la comitiva no debía pasar cerca del lugar donde se halla Princip, el chófer del archiduque se extravía y se detiene precisamente frente a la tienda de Moritz Schiller.

Princip se encontró de la mano de la casualidad casi cara a cara con Franz Ferdinand, dejó a un lado su emparedado y disparó dos veces contra el archiduque a quien hirió mortalmente, además de matar a su esposa Sophie.

Pero más allá de la Historia, Sarajevo es un lugar aconsejable para recorrer con un perfil multiétnico que en los años 90 del siglo pasado estuvo al borde de su desaparición en los hechos que siguieron a la desintegración de Yugoslavia.

Hoy es un placer visitar su centro histórico, dejar pasar el tiemo en unos de sus cafés y admirar su arquitectura que mezcla edificios con influencia de la arquitectura otomana, yugoslava y austrohúnga.

Un destino mágico al que el paseante deseará volver y si no lo logra guardará probablemente entre sus visitas memorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: