Guatemaltecos ahuyentan al diablo

Por Frank Martin/TurismoPlus.ORG

Cada año los guatemaltecos no dan tregua a los males que puedan sufrir y para ello queman  al diablo.

“Cachudo”, tal como llaman a Lucifer en el país, no puede escapar el día 7 de diciembre a esa purificación. Tampoco las representaciones de personajes públicos odiados que prestan sus rostros en esta fecha del año al Ángel Caído.

Estas ceremonias son otro atractivo que disfrutan a los turistas extranjeros que viajan a Guatemala en la búsqueda de paisajes muy agrestes y misteriosas playas.

El  país está envuelto en una gran campaña para atraer a personas de vacaciones de todo el mundo.

Quienes queman las figuras del diablo hacen una procesión con antorchas e iluminan  las calles con las fogatas.

La tradición de las hogueras representa la luz de la virgen María y su triunfo sobre el mal.

Las figuras que representan a Lucifer cuestan en el mercado nacional entre 40 y y 165 dólares, aunque sean destinadas a quemarse. También el fuego ese día consume a la  maleza y materiales inservibles, además de promoverse el  uso de fuegos artificiales.

Los defensores del medio ambiente alientan a la población a  mantener la costumbre, sin dañar con las llamas la naturaleza, o contaminarla con el humo quemando llantas y plásticos.

La tradición de ahuyentar al diablo es una de las más interesantes en Guatemala porque no es un atractivo turístico cualquiera.  Examinando los muñecos que se queman en esa fecha alguien podría tomar el pulso a la población del país.

Las procesiones no tienen compasión con políticos impopulares o de quienes se sospechan  actos de corrupción. Tampoco  las personalidades extranjeras escapan a la quema de Satanás que se considera una especie de votación “sui generis” con ese tipo de hogueras.

Los guatemaltecos aspiran a aumentar las visitas de extranjeros de vacaciones al país y lo está logrando no solo mostrando sus ricas tradiciones nacionales sino también lugares exóticos en su territorio que pocos han visitado

La nueva campaña del Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) tiene un lema curioso: Guatemala es el secreto, ¡disfrútala!

“Tenemos destinos llenos de color y maravillas abundantes, ricos en cultura, con una increíble historia y paisajes asombrosos que todos debemos disfrutar”, explicó Jorge Mario Chajón, director general del INGUAT.

Entre los lugres más atractivos están las reservas naturales, sitios arqueológicos y volcanes.

También otros poco conocidos como la Playa Blanca y el Biotópo Chocón Machacas en Izabal, el Cráter Azul en Petén, las Cataratas de la Igualdad en San Marcos y los Cenotes de Candelaria en Huehuetenango.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: