Aranjuez, villa real y motivo de inspiración

Por Miguel Lozano/TurismoPlus.ORG

Si un lugar inspiró una obra musical como Concierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo, vale la pena visitarlo.

A 51 kilómetros de Madrid se encuentra la Villa de Aranjuez, uno de los Reales Sitios de la Corona de España, con un palacio cuyos jardines, junto a la naturaleza que le rodea, es reconocido como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad.

Un buen lugar para comenzar la visita es el Palacio Real, que fue sede de la corte itinerante española y cuyo auge data de los reinados de Carlos III y IV, con sucesivas ampliaciones.

En las afueras del palacio resalta El Jardín del Príncipe, hecho contruir por Carlos IV cuando era Príncipe de Asturias, el mayor de Aranjuez, donde está ubicado el Museo de las Falúas, con embarcaciones que solía utilizar la realeza.

Si visita la villa en marzo podrá presenciar un espectáculo muy original, cuando todo el pueblo se vuelve actor en una obra teatral colectiva que reinterpreta el Motín de Aranjuez de 1808.

El 17 de marzo de ese año el pueblo asaltó la casa de Manuel Godoy, ministro de Carlos IV, como resultado de una serie de intrigas palaciegas y hoy su recordación está reconocida como Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Pero si las obras humanas son significativas, el esplendor de la naturaleza alrededor del río Tajo ofrece no solo espacio para el relajamiento y la meditación sino también para el senderismo y recorridos a caballo o en bicicleta.

La visita estaría incompleta sin un recorrido en barco por los mismos parajes por los que navegaban los reyes y su corte.

Y si desea completar un viaje realmente original, llegue a Aranjuez en el Tren de la Fresa, que parte de Madrid los fines de semana en primavera y otoño (excepto julio y agosto)

Cuatro vagones de madera construidos entre 1914 y 1930 recrean el recorrido del primer servicio de ferrocarril de Madrid, establecido en 1851 desde la capital hasta Aranjuez para facilitar el traslado de las fresas y los viajes de la corte.

Durante este viaje tendrá la oportunidad de hacer fotos originales, porque los pasajeros van acompañados de actores vestidos a la usanza de aquella época que, además, le ofrecerán la posibilidad de degustar las famosas fresas de Aranjuez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: