Costa Rica reabre volcán Poás a los turistas

TurismoPlus.ORG / Foto: Jonathan Rodríguez (Pixabay)

Una de las principales atracciones turísticas de Costa Rica, el Parque Nacional Volcán Poás, quedó reabierto al público luego de casi un año y medio de cierre y con un moderno sistema de protección ante cualquier evento propio de ese tipo de espacio natural.

El lugar estaba vetado a los visitantes desde abril de 2017 luego de una intensa actividad eruptiva del cerro, ubicado 45 kilómetros de San José, la capital costarricense, y que da su nombre al parque nacional fundado en enero de 1971.

Desde ahora, el sitio está considerado como el único volcán de Centroamérica dotado de un esquema avanzado para la prevención de riesgo que garantiza la seguridad de los visitantes y de los guardaparques de manera segura, responsable y profesional, según las autoridades.

Antes del cierre hace 16 meses, unos 400.000 turistas visitaban el lugar cada año, en su mayoría procedentes de Estados Unidos, España, México, Venezuela y Puerto Rico.

El reinicio de la actividad estuvo encabezado por el presidente tico, Carlos Alvarado (asumió el poder a principios de mayo de este año), quien destacó que los trabajos de modernización proyectan internacionalmente a Costa Rica “como un país innovador en la seguridad de sus turistas”.

Las innovaciones incluyeron la construcción de 5 refugios (con capacidades para 18, 10 y 8 personas), la compra de instalación de sensores de gases en tiempo real, cascos y mascarillas, rotulación de seguridad y capacitación del personal y de la población vinculada al volcán.

Los sensores permiten medir los gases existentes en el lugar para detectar niveles altos de ácido sulfúrico y de otros potencialmente perjudiciales para el ser humano.

La capacitación fue diseñada para los guías de las agencias de viaje del país, los guardaparques y unas 500 personas de las comunidades cercanas e impartida por especialistas en vulcanología, biología y manejo de visitantes.

Desde ahora, los viajeros pueden obtener las entradas solo por internet y deberán usar un casco protector para el recorrido. El ingreso será en grupos de 50 personas y la estancia en el lugar está limitada a 20 minutos.

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexander Solís, explicó que las nuevas medidas fueron recomendadas por vulcanólogos y están sustentadas en “un paradigma de gestión del riesgo” con condiciones más seguras para las personas ante una eventual situación volcánica.

El Poás está considerado como uno de los centros eruptivos más importantes de Costa Rica y una de las maravillas naturales del país.

El macizo volcánico está compuesto por tres cráteres. El principal tiene 300 metros de profundidad y un diámetro de 1.3 kilómetros en dirección norte-sur, uno de los más grandes del mundo.

El país cuenta con 112 volcanes, 5 de ellos activos (Poás, Irazú, Turrialba, Arenal y Rincón de la Vieja) y está situado dentro del llamado “cinturón de fuego del Pacífico”, que comprende la mayor parte de este tipo de montaña del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: