Brasil propone a UNESCO otro parque espectacular

Brasil , un país repleto de regiones y lugares espectaculares naturales acaba de proponerle a la UNESCO que uno de sus parques más visitados sea reconocida como Patrimonio Mundial Natural.

Se trata del Parque nacional de los Lençóis Maranhenses, considerado como un hermoso sitio de conservación de la naturaleza.

Actualmente es un área protegida integral ubicada en la región nordeste del estado de Maranhão. Tiene una superficie de 156.584 hectáreas y contiene una importante y extensa flora, fauna. Y especialmente tiene una gran belleza natural.

En cuanto a sus escenarios naturales el parque es realmente impresionante.

Sus ecosistemas de manglares y dunas tienen una extraña gran belleza que pueden recorrerse por paseos bien trazados que llevan a lagunas que invitan a baños.

Las lagunas son de agua dulce rodeadas de zonas de marisma y cercanas a la costa del océano y dan al paisaje el sello de vastedad que tiene Brasil en cada rincón.

El actual ministro de Medio Ambiente de Brasil, Edson Duarte, dijo a la prensa que está dirigiendo la petición a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Los motivos, dijo, son la belleza excepcional del parque, sus características únicas y su rica biodiversidad que atraen al turismo nacional e internacional.

La UNESCO exige para reconocer un lugar de Patrimonio Mundial Natural que este sea precisamente un área de excepcional belleza natural y exponente de procesos geológicos significativos y conservación de la biodiversidad, incluyendo especies amenazadas y endémicas. El comunicado de Duarte al respecto explica que los tiene.

El análisis definitivo en la UNESCO no obstante será en una reunión del organismo en 2020.

Brasil tiene ya reconocidos como Patrimonio diversos sitios naturales, en especial en las regiones de la Amazonía, el Pantanal y el Bosque Atlántico.

Se destacan el Parque Nacional del Iguazú, el Parque Nacional de la Sierra de la Capipara y el Parque Nacional de la Chapada dos Veadeiros.

El Parque Nacional do Iguaçu tiene 170.000 hectáreas en Brasil y 50.000 en Argentina.

Las cataratas le dan el esplendor de un espectáculo irrepetible rodeado de una fauna tropical, que incluye varias especies amenazadas de extinción. Son todos esos sitios joyas brasileñas.

TurismoPlus.ORG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: