Ballenas respaldan turismo de México

Por Frank Martin/TurismoPlus.ORG

La ballena gris está apoyando a la industria turística en México al retornar al puerto de Ensenada, que considera su hogar.

Ensenada es una ciudad en el estado mexicano de Baja California y asentamiento de la hermosa ballena gris que por miles arriba a sus costas por esta época.

La localidad organiza excursiones marítimas para trasladar a los turistas hasta las cercanías del área que ocupan los mamíferos. Los barcos demoran alrededor de cuatro horas en esos viajes. Los tripulantes puede ver además delfines y focas.

Las ballenas permanecen en las aguas de  Ensenada  desde noviembre a febrero aproximadamente.

El avistamiento de cetáceos es posible tanto en el Océano Pacífico como en el Atlántico.

Como actividad turística organizada comenzó  1950. En 1955 era un espectáculo que podía costar solamente un dólar el viaje.

En Estados Unidos atrajo ese año  a 10,000 personas en localidades de su costa occidental.

En 1985 viajaron más visitantes a ver cetáceos de Nueva Inglaterra que a California.

A lo largo de los ochenta y los noventa la observación de cetáceos creció en todo el mundo.

Los  viajes para observación de ballenas están disponibles en cerca de 90 países con mas de 11 millones de participantes.

En todos los puntos de observación existen reglas para el acercamiento a los mamíferos, entre otras prohibir el contacto físico, alimentar a los animales o arrojar cualquier alimento, bebida, basura o elemento en general, impedir el movimiento libre de los animales, interceptar su trayectoria, cortar su paso o atravesar un grupo de cetáceos y separar o dispersar al grupo, especialmente entre madre y cría.

También está vedado causar ruidos y sonidos fuertes o estridentes, incluso bajo la mar y bañarse o bucear en la Zona de Exclusión del Espacio Móvil de Protección de Cetáceos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: