Ybor City, estadounidense, española y cubana

TurismoPlus.ORG / Fotos del autor

Ybor City, el centro histórico de Tampa (no confundir con el Downtown) tiene fama de estrafalario, pero pese a las críticas es un lugar donde todavía se puede sentir algo del espíritu de los viejos pueblos, incluyendo el canto de los gallos en algunas de sus zonas.

Conocida hoy por sus atractivos de vida nocturna, es también un buen destino para explorar su arquitectura peculiar y una trayectoria particular que le dio el sabor multiétnico, con referencias relevantes para la historia cubana.

Fue fundado en 1885 por Vicente Martínez Ybor, un fabricante de puros nacido en Valencia, España, que llegó a Cuba con 14 años de edad y luego se mudó a Florida para fundar un fuerte grupo económico basado en el arte de los habanos.

Como era lógico, dada la tradición de la producción de puros, la pujante industria alentó la llegada de muchos tabaqueros cubanos, duchos en el arte de transformar las hojas de tabaco en los bien cotizados habanos, que se unieron a españoles y otras nacionalidades como los italianos para formar el núcleo de la ciudad.

Negocio de tabaqueros cubanos en la actualidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque Martínez Ybor invirtió en otros negocios que conformaron el centro económico de Ibor City, el tabaco marcó la ciudad por muchos años.

Un hecho histórico y curioso envuelve un espacio de apenas 500 metros cuadrados que según algunos historiadores es territorio cubano.

Es el Parque Amigos de José Martí, dedicado al intelectual y político considerado el Apóstol de la Libertad de Cuba, a quien corresponde un aporte decisivo en la unión de los cubanos interesados en lograr la independencia en el siglo XIX.

Parque Amigos de José Martí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En ese lugar (Avenida 8 y calle 13)  existió una casa de huéspedes donde se alojó Martí varias veces entre 1891 y 1895 en sus visitas a la ciudad para recabar ayuda para la lucha por la independencia, sobre todo entre los tabaqueros.

Luego que la casa fue destruida por un incendio, se levantó allí el parque actual en la cual se instaló una estatua del patriota cubano.

En una investigación publicada en 1977 el historiador John Sellers ( “Does Cuba Own Jose Marti Park?,” Sunland Tribune: Vol. 3 , Article 7 asegura haber hallado pruebas que el 10 de septiembre de 1956, Manuel Quevedo y su esposa, entonces dueños de la parcela transfirieron la propiedad al “Estado Cubano”.

Agrega que el 13 de noviembre de 1956, el cónsul de Estados Unidos en La Habana, John H. Marvin, certificó la transacción y legalizó el documento y la transferencia.

Agrega que el 5 de diciembre de 1956, la escritura fue registrada en el condado de Hillsborough, Florida,con lo cual se dio por finalizada la transacción.

En su opinión la interrogante relativa a la propiedad es si no hubo otra transferencia posterior a 1956.

El parque se encuentra a pocos metros de la entrada de la que fuera fábrica de tabacos de Vicente Martínez Ibor, actualmente propiedad de la Iglesia de Cienciología, donde fue tomada una foto histórica de Martí

Según los datos existentes, la foto fue tomada en 1983 por el patriota cubano José María Aguirre durante uno de los muchos encuentros que Martí sostuvo con los tabaqueros en Tampa.

Fábrica de tabacos de Vicente Martínez Ybor, actualmente Iglesia de Cienciología

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la imagen tomada en la escalera de entrada del edificio de ladrillos rojos que puede identificarse fácilmente todavía hoy se encuentran junto a tabaqueros cubanos patriotas cubanos como el General Serafín Sánchez, José Dolores Poyo, Esteban Candau y Eligio Carbonell.

Aquí también permanecen dudas por aclarar, pues según Steve Rajtar, autor de A Guide to Historic Tampa (Guía de la Tampa Histórica) el techo y las columnas originales de la escalera fueron desmontadas y trasladadas a Cuba.

Asegura que de acuerdo con un documento oficial identificado como FL-270 de 1973 del Historic American Buildings Survey (programa Registro de Ingeniería Histórica de Estados Unidos) la superficie de los escalones también fue llevada a la isla luego de la guerra de independencia, aunque no su base permaneció en el lugar.

En 1950 El Club de Rotarios instaló allí una tarja que aún puede observar hoy el visitante con la leyenda: “Desde esta escalinata, en 1893, el Apóstol de la Libertad de Cuba, con elocuentes palabras, pidió a los tabaqueros cubanos emigrados, que le ayudasen a conquistar la independencia de su país, aportando hombres, armas y dinero”.

Tarja ante la escalinata donde se tomó la foto histórica de José Martí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros nuevos elementos históricos podrán surgir en el futuro, pero ciertamente Ybor City es ya por lo conocido un espacio en Estados Unidos que recorre parte de la historia cubana en sus espacios como la vieja escalera de hierro y el parque cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: