Palacio Real de Madrid, Historia y Arte

TurismoPlus.ORG

Se entienda o no el sentido de las monarquías en el siglo XXI, una visita al Palacio Real de Madrid  es una experiencia particular para los viajeros que gustan adentrarse en la Historia y la idiosincrasia de un pueblo.

Como tantas cosas en España esta edificación lleva al visitante a la vinculación histórica con la ocupación árabe, pues la primera construcción de que se tiene referencia en el lugar fue una alcazaba (recinto fortificado) levantada por orden del emir Mohamed I.

Comedor de gala

Eran los tiempos en que a Madrid se le conocía por su nombre árabe: Magerit, pero los cristianos avanzaban para conformar lo que hoy es España.

Ya en el siglo XIV Carlos I convirtió en su residencia la edificación que transformada era conocida como Antiguo Alcázar. Fue devorada por el fuego en 1734, tras lo cual el monarca Felipe V ordenó la construcción del Palacion Real, que demoró 27 años.

Techo de la capilla

Como es de esperar, un recorrido por el palacio permite hoy un acercamiento a las obras de artistas como Velázquez, Goya o Tiépolo, un atractivo que se añade a los intereses de varios cientos de miles de personas que le visitan cada año.

En total el edificio cuenta con más de 3,000 estancias incluyendo el Salón del Trono, La Real Cocina, el Salón de Alabarderos, la Sala de Guardias, la Real Farmacia y la Real Armería, capaces de convencer a los más diferentes gustos.

Stradivarius en antecámara de la Reina María

En una de esas estancias está instalada una galería de pintura que muestra obras de Caravaggio, Velázquez, Goya, Sorolla y Federico Madrazo entre otros pintores y la colección única de un quinteto de cuerdas Stradivarius, joyas propias del entorno histórico de la realeza.

En 2018 se inició un procedimiento de escaneo de los seis pisos y dos sótanos de los 137,500 metros de la edificación  que facilitará las obras de mantenimiento del inmueble.

Esta investigación podrá confirmar o desmentir definitivamente algunas leyendas urbanas que hablan de pasadizos o áreas secretas del que se considera el palacio real de mayor superficie de Europa, casi el doble que los de  Buckingham o Versailles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: