Ozark, entre ficción y realidad

TurismoPlus.ORG

Los viajeros que gustan visitar las locaciones de sus filmes favoritos deben prepararse para un largo recorrido si son entusiastas de Ozark, la serie de Netflix que tanto recuerda a Breaking Bad.

Si parte de la lógica y se va al lago de los Ozarks, Missouri, donde transcurren las peripecias de la familia del financista vinculado al narcotráfico Marty Byrde (Jason Bateman) solo podrá identificar el cartel “Welcome to Lake of the Ozarks”, su calle Bagnell Dam Strip y poco más.

Porque resulta que por razones de presupuesto, la serie no fue filmada allí, sino en los lagos Allatoona y Lanier en Georgia, donde encontraron facilidades impositivas y los escenarios adecuados para ambientar las filmaciones.

De acuerdo con IMDb , una autorizada fuente sobre cine y TV, las locaciones más vistas desde que Byrde se muda de Chicago al apartado pueblo de Ozark son el Bagnell Dam Strip de Lake Ozark, Missouri, el establecimiento ubicado en 6979 Bells Ferry Rd, Canton, Georgia el cual aparece en la serie como el Blue Cat Lodge, uno de los negocios de Byrde, y el lago Allatoona, en Georgia.

Pero, aún sin ser un seguidor de la serie, el lago de los Ozarks es un lugar para visitar con sus 1,500 millas (1,850 kilómetros) de costa rodeada de colinas con bosques, pistas de carrera de minicoches, parques acuáticos y campos de minigolf.

En realidad se trata de un embalse creado por la construcción de la presa Bagnell en el río Osage también alimentado por tres afluentes más pequeños para la construcción de una planta hidroeléctrica completada en 1931.

El lago tiene una superficie de 54,000 acres (220 km2) y cuando fue creado era considerado el mayor de Estados Unidos y se convirtió en un destacado destino turístico para el Medio Oeste del país visitado por más de 5 millones de personas al año.

Quizás no sean las mismas escenas que llamaron la atención del televidente en el Ozark ficticio de la familia Byrde, toda vinculada al narcotráfico, incluyendo la esposa y los dos hijos adolescentes, pero el lugar tiene una mágica atracción para quienes gustan disfrutar de la vida sencilla, las caminatas, la navegación y la pesca.

No es un lago natural, para la naturaleza ya lo hizo suyo y posee la majestuosidad que da un escenario ideal en el mismo medio de Estados Unidos y rodeado de bosques exuberantes para  quienes buscan donde practicar un turismo activo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: