Valle del Loira, 500 años de Renacimiento francés

TurismoPlus.ORG

Cerca de 89 millones de viajeros visitaron Francia en 2017 para mantener al país como primer destino turístico mundial, con Paris como la joya de su corona con más de 23 millones de visitantes.

Pero Francia no es solo Paris. El Valle del Loira, una de sus regiones más bellas, famosa por sus recuros vinícolas, anunció ya su ofensiva para 2019 que busca unir la atracción de su naturaleza con su historia cultural y artística.

El próximo año marcará el 500 aniversario de la muerte de Leonardo da Vinci en Amboise, el inicio de la construcción del castillo de Chambord y el nacimiento de Catalina de Médicis en Florencia.

Todo ello ha sido conjugado en los proyectos regionales para celebrar 500 años del Renacimiento en Francia.

Castillos, chalets, ríos y viñedos: eso es el Valle del Loira, incluido en la lista patrimonial de la Unesco junto a sus catedrales de Chartres y Bourges y otros lugares.

Los organizadores de los festejos de 2019 adelantaron que preparan un programa diseñado para crear un movimiento histórico, artístico y científico basado en un programa dirigido tanto al público en general como a especialistas.

Esta visión proyecta abarcar los principales temas del Renacimiento: patrimonio, artes, literatura, música, ciencia, arquitectura, artesanía, gastronomía y modo de vida.

Pero no todo será histórico, pues la propuesta incluye un espectáculo digital itinerante que mezcla la creación artística y musical contemporánea, un concurso de arquitectura internacional, visitas guiadas, exposiciones y simposios internacionales, entre otros.

La propuesta abarcará también visitas guiadas por diversos sitios y jardines, conciertos en castillos y exposiciones, entre las cuales resalta una dedicada a Da Vinci

El genio italiano llegó a Francia en 1516 por invitación del rey Francisco I, vivió en Clos Luce en Amboise y fue enterrado en el Chateau de Amboise en 1519.

Los franceses aclaran con orgullo que, aunque fue italiano, creó aquí varias de sus más notables obras artísticas: Mona Lisa, La Virgen y el Niño con Santa Ana y San Juan Bautista, que no por casualidad se exhiben en el Louvre en París.

Otro hito de la celebración, el castillo de Chambord, es una edificación significativa en esta región que posee la mayor acumulacion de patrimonio mundial reconocido por la Unesco en Francia.

Catalina de Médicis, también de origen italiano como Da Vinci, fue  esposa de Enrique II y reina consorte de Francia de 1547 a 1559. Murió en el Castillo de Blois el 5 de enero de 1589.

Por si fuera poco la región tiene 50 denominaciones de vinos, restaurantes con estrellas Michelin y una geografía que hace de los paseos en bote y excursiones en bicicleta entre viñedos un atractivo singular de esta región francesa.

Los paseos llevan también a los llamados pueblos trogloditas, con casas construidas en cuevas, pero hoy con las comodidades de la vida moderna, muchas utilizadas como restaurantes o casas rurales de hospedaje.

En fin, un ambiente capaz de despertar la creatividad artística de los visitantes, además de disfrutar de los placeres sensoriales desde la vista hasta el gusto de su gastronomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: