El Caribe ofrece mar, sol y cultura

TurismoPlus.ORG

Los turistas que visitan las islas del Caribe cada año están cambiando su objetivo casi absoluto de disfrutar del mar y el sol durante sus estancias, para interesarse cada vez más en los temas culturales y el patrimonio nacional de los destinos.

El turismo es un bien cultural de las naciones del Caribe y su esencia económica, es la opinión del Ministro de Turismo de Jamaica, Edmund Bartlett, quien busca promover el crecimiento del turismo en su país y en la región del Caribe.

Bartlett explicó sus puntos de vista durante la Cumbre de Resiliencia de Turismo de las Américas que tuvo lugar en la Sede Regional de la Universidad de West Indies.

Los especialistas en el área señalaron en la cita que las relaciones entre las diferentes culturas del Caribe y el turismo son visibles en la región.

Este no es un concepto nuevo para Bartlett.

El año pasado, dijo a una agencia de noticias de Jamaica que según la Organización de Turismo del Caribe, el segmento de turismo patrimonial cultural representa uno de los grupos turísticos de mayor rendimiento, por delante de los mercados de masas tradicionales y otras audiencias turísticas de nicho, como son las artes,

Las estadísticas indican que los turistas del patrimonio cultural pasan el 38 por ciento más por día y permanecen un 34 por ciento más que los turistas tradicionales. Bartlett señaló que las tendencias recientes del turismo internacional han apuntado a un cambio del fenómeno tradicional del “sol, mar y arena” hacia una forma de turismo experiencial más interactiva.

La investigación reciente estima que hasta el 75 por ciento de los adultos que visitan la región participan anualmente en alguna forma de actividades o eventos culturales.

“De hecho, Jamaica, como la mayoría de las otras islas del Caribe, es ampliamente conocida por su gran cantidad de especias y hierbas, sus técnicas y platos nativos de preparación de alimentos, sus muchas frutas y granos exóticos, su música, sus formas de baile, su lenguaje y otros aspectos de su cultura exótica “, dijo ahora Bartlett.

Los especialistas creen que los ciudadanos también se beneficiarán de la tendencia ya que obtendrán mayores oportunidades de exhibir y comercializar sus productos y servicios culturales y creativos a través de máquinas expendedoras de artesanías, establecimientos de comida en la calle, giras por la isla, festivales gastronómicos, conciertos musicales y culturales, exposiciones de arte; y visitas a museos, galerías y sitios del patrimonio.

“Esto garantizará que los turistas que visiten estas islas no solo tendrán la oportunidad de participar en la cultura y el patrimonio local, sino que también desarrollarán una profunda apreciación y respeto por las culturas de los demás”, según Bartlett.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: