Viaje al Titanic, primer crucero de lujo

TurismoPlus.ORG

Si cuenta con suficientes fondos, 2019 puede ser el año clave para visitar el Titanic –el primer crucero de lujo- porque descubrimientos recientes indican que una bacteria está destruyendo sus restos y pueden desaparecer en 15 o 20 años.

Dos empresas están ofreciendo para ese año viajes turísticos, acompañados de científicos. Una de ellas, la Ocean Gates Expeditions ya puso el precio: 105,129 dólares por persona para el viaje de 8 días.

¿Caro?. Bueno, así es, pero la empresa asegura que la cifra es equivalente si se tienen en cuenta la inflación a los 4,350 que costó la Primer Clase en el fatídico viaje inaugural de Southampton, Inglaterra, a Nueva York.

De todas formas ya el primer viaje está vendido en su totalidad.

La otra firma, The Bluefish, que ya realizó algunos viajes hasta 2007, todavía no ha anunciado el costo, pero está recibiendo depósitos de interesados en reservar las exclusivas plazas.

Estas ofertas son probablemente las más costosas de una serie de iniciativas que atraen todavía miles de viajeros interesados en conocer aspectos vinculados a la tragedia ocurida en 1912, cuando el Titanic se hundió en el Mar del Norte.

Ya en 2012 con motivo del centenario de la tragedia Deep Ocean Expeditions llevó a los turistas al sitio por 59,000 dólares.

OceanGate proyectó realizar su primera expedición en mayo de 2018, pero problemas surgidos durante las pruebas obligaron a reprogramarla para 2019, según informó CNN Travel.

El plan es partir en un yate desde Terranova, Canadá, y descender más de 2 millas en un sumergible de titanio y fibra de carbono diseñado para incluir huéspedes.

La empresa explica que como bonus los participantes tendrán 3 días de buceo y podrán observar las criaturas bioluminiscentes que solo se ven en las profundidades marinas, además de 3 horas de exploración de los los restos del barco.

Los turistas recibirán un título de Especialista de Misión, lo que significa que –además de pagar- deberán participar en tareas vinculadas a la expedición en el sumergible y el yate… como algunas tiendas que venden muebles para que el comprador los arme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: