Tatoo a bordo, la próxima opción en cruceros

El tatoo o tatuaje tiene una tradición marinera al que la empresa Virgin Voyages, empresa conjunta de Virgin Group y Bain Capital, da un nuevo impulso al incorporarlo al mundo turístico de los cruceros.

El primer estudio de tatuajes en el mar será una de las atracciones de Scarlet Lady, el primer barco de Virgin que comenzará a operar en 2020.

Este servicio único hasta el momento se realizará mediante asociación con Tattoo Ink -con medio siglo de experiencia- Virgin que ubicará 2 de sus artistas de tatuajes a tiempo completo en el espacio denominado Squid Ink.

“El tatuaje es una tradición marinera consagrada por el tiempo, y continuamos ese legado con estilo de rock and roll al traer al mar a algunos de los mejores artistas de la tinta”, dijo Tom McAlpin, presidente y director ejecutivo de Virgin Voyages, citado por Travel Week.

Aunque Virgin no reveló los primeros artistas que navegarán en el Scarlet Lady, prometió que varios de sus más famosos empleados estarán allí en diferentes momentos.Entre ellos se encuentran Sarah Miller, Arlo DiCristina y Jime Litwalk.

La Dama Escarlata está actualmente en construcción en dique seco, y pronto celebrará el corte de acero para su segundo barco, que debe entregarse en 2021.

Tatoo en el Scarlet Lady

El nombre de la primer embarcación, informó anteriormente Virgin, fue “deliberado”, pues corresponde a la sirena que decorará la librea de sus barcos diseñada por el ilustrador londinense Toby Tinsley

La figura asume un papel históricamente dedicado a las diosas, a las mujeres importantes en la sociedad e incluso a las figuras de las sirenas, dijo Virgin en un comunicado.

La empresa dijo que también representa los esfuerzos por alentar a las líderes femeninas con el Virgin Voyages Scarlet Squad un programa a bordo de reclutamiento y tutoría para mujeres.

La compañía también anunció que todos sus barcos tendrán una prohibición de plástico: no se permitirán a bordo pajitas, agua embotellada, bolsas de compras ni agitadores.

Los historiadores del tema atribuyen a la Armada británica la expansión de la costumbre de los tatuajes en América.

Para ellos los tatuajes eran una forma de protección contra los peligros y marca distintiva de un navegante, tradición que pasaron a los marineros americanos.

El Nuevo Mundo supo aportar lo suyo. Se considera que Samuel O’Reilly, el inventor de la máquina de tatuaje eléctrica abrió su propio estudio en la ciudad de Nueva York en 1875.

Virgin Voyages retoma esa tradición en los viajes de placer modernos y, según su concepto, ofrece a los viajeros  la oportunidad de conmemorar su viaje de una manera permanente de la mano de Tattoo Ink.

TurismoPlus.org /Foto: Virgin Voyages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: