Claves para reservar crucero… y ahorrar una pasta

TurismoPlus.ORG / Foto:PeterH.(Pixabay)

El número de personas que se anima a realizar un crucero crece de año en año, en España y en otros países. Y el de los que repiten, también.

Todo son ventajas: se conocen lugares, se tiene tiempo para descansar, hacer deporte o, simplemente, leer, se come mucho y bien, se tienen resueltas las actividades de la noche con espectáculos o discoteca y… lo que para muchos es fundamental: no hay que hacer y deshacer maletas durante todo el recorrido.

Conseguir los mejores precios, propuestas originales y atractivos especiales es el sueño de cualquier crucerista, ya que las ofertas son muy numerosas. Prácticamente todos los mares –y los ríos– del mundo están abiertos a las travesías en barco.

El buscador de cruceros más rápido del mundo Aquotic.com ofrece algunos consejos para elegir lo mejor y ahorrase un buen dinero.

Reservar con mucha antelación…

Sin duda reservar con antelación tiene muchas ventajas para todo lo relacionado con los viajes: vuelos, hoteles, coches de alquiler… y por supuesto, cruceros.

Generalmente en el mes de octubre todas las compañías de cruceros suelen aprovechar el famoso “mes del crucero” con descuentos que llegan hasta el 50%. Vale la pena informarse y, si se tiene decidido qué hacer, reservar. Por tan solo 50 euros se puede realizar una reserva…

… o esperar a última hora.

Cuando no se tiene muy claro qué crucero se quiere hacer, no es mala idea esperar al último momento (aunque hay el riesgo de no encontrar lo deseado) ya que es muy habitual que surjan ofertas cuando no se han vendido todas las plazas.

Vale la pena apuntarse a los newsletter de las compañías o los buscadores para estar informado. A veces no se trata de un mejor precio, pero sí de más ventajas, como créditos a bordo, servicios extras, bebidas o excursiones incluidas.

Un consejo, si uno viaja con niños es mejor no esperar a última hora, ya que los camarotes triples y cuádruples, en el 95% de los casos, aumentan su precio cuanto más se acerca la fecha de salida del crucero.

Ser flexible en fechas.

También del mismo modo que en las reservas de hoteles o vuelos, si se tiene margen de fechas, se pueden conseguir mejores precios.

Es fundamental informarse sobre el destino principal del crucero, las temporadas de verano e invierno no son válidas en todas partes, a veces lo que cuenta es si es temporada de lluvias o no, si es una zona con riesgo de huracanes o la temperatura en cada mes.

En todos los casos, poder tener varias fechas en las que viajar, es siempre una ventaja.

Amplitud de miras en los destinos.

Para muchos cruceristas, no importa tanto los lugares que se visitan como el crucero en sí. Para ellos, poder elegir entre varias opciones es una ventaja ya que pueden conseguir un mejor precio.

Los verdaderos amantes de los barcos y el mar pueden aprovechar las ofertas que casi todas las compañías hacen cuando trasladan sus navíos con el cambio de temporada, por ejemplo del mediterráneo al Caribe o a Sudamérica, o cuando se instalan en los Emiratos Árabes.

Acudir a los especialistas.

Hay buscadores de cruceros, como Aquotic.com que ofrecen diversos criterios a la hora de seleccionar lo que se desea, es una forma fácil, cómoda y barata, ya que no cobran comisión, y permiten hacer la selección con distintos criterios: cruceros con niños, con familia, con todo incluido, minicruceros, etc. también según el punto de partida, eligiendo el destino, la compañía naviera, etc.

Además, cuenta con un equipo de asesores con más de 10 años de experiencia que pueden aconsejar y resolver todas las dudas que uno pueda tener.

Estudiar las excursiones.

Todas las compañías ofrecen diversos paquetes de excursiones en los puertos de escala. Contratarlas con antelación tiene ventajas: mejor precio, garantía de plazas, desembarcar los primeros, certeza de llegar a tiempo al barco…

Muchas veces es imprescindible hacer algunas de ellas, ¿Quién se queda en el puerto de Barcelona sin trasladarse a la ciudad, o en el Pireo sin ir a Atenas, o en Livorno sin visitar Florencia o Pisa?

Pero otras se pueden evitar, recorriendo La Habana o Dubrovnik a su aire, contratando un taxi, acudiendo a la playa más cercana en un autobús local o, algo cada vez más frecuente, contratando por Internet las mismas excursiones que ofrecen los cruceros a otras empresas acreditadas y con garantías.

También hay servicios gratuitos de guías no profesionales que ofrecen visitas solo por una módica propina.

Bebidas todo incluido… o no.

Es sabido que en todos los cruceros hay una abundante oferta de comidas a casi todas horas, variadas y abundantes.

Pero no suelen estar incluidas las bebidas que compradas de una en una son caras y parece que a bordo de un barco, hay más sed de lo normal y tiempo libre para disfrutarlas; pueden llevarse un presupuesto.

Lo mejor es adquirir un “paquete” y suelen ser de dos tipos: bebidas durante comidas y cenas o todo incluido en cualquier momento del día o de la noche. Alguna compañía de cruceros, como Pullmantur o CroisiEurope, incluye las bebidas alcohólicas en las comidas y en el bar sin suplemento de precio.

Curiosamente, casi todas las compañías obligan extrañamente a que cuando se trata de un grupo, todos lleven al menos el paquete para las comidas y los que comparten cabina también tengan el paquete todo incluido si uno solo lo quiere. Importante saber que si están incluidas todas las bebidas… se bebe más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: