Viajar y comer en Iberoamérica

Aunque a veces no se le da toda la importancia debida, la cocina motiva el regreso del 70 por ciento de los visitantes que repiten un destino, o al menos eso dicen las encuestas.

En toda Iberoamérica constituye un placer degustar los alimentos que adquieren un sabor particular en cada región, a veces con los mismos ingredientes básicos.

Una experiencia saludable para el paladar es comer aquellos alimentos que nacieron del descubrimiento mutuo de Europa y América, viajaron de uno a otro lado y regresaron al origen con gustos nuevos.

En un intento por ilustrar mejor este sabroso intercambio, la Academia Iberoamericana de Gastronomía eligió 10 alimentos llevados a Europa desde América y otros 10 que hicieron el camino inverso.

Hace algún tiempo el vicepresidente de esa institución Nicolás Muela (fallecido en 2016) dijo a este reportero que sin esos 20 alimentos básicos, sería inconcebible la cocina de ahora en ambas orillas.

¿Qué sería de la comida europea sin el tomate que vino de América y hoy es base de la cocina italiana y de gran parte de la española?, se preguntó entonces Muela quien agradecía a la humilde patata americana su aporte para enfrentar las hambrunas europeas.

La gastronomia dimensiona a un destino turístico

De otro lado, el experto gastronómico llamaba la atención sobre cómo sería la comida americana sin el aceite, el pollo o el cerdo aportados por los europeos.

En su acción internacional, la Academia Iberoamericana de Gastronomía resalta la importancia para un país turístico de la gastronomía y el buen comer.

Pudiera parecer una verdad de Perogrullo, porque es evidente que todos los turistas desayunan, comen y cenan y muchos recuerdan un país mejor que otro por sus ofertas gastronómicas.

Los expertos aseguran que se acabó la época de los platos con grandes cantidades, pues el turista valora más probar mayor variedad y sobre todo saber lo que está degustando, algo que a veces se olvida en algunos restaurantes.

Hoy en día el éxito de muchos establecimientos se basa en saber equilibrar la calidad de la cocina tradicional con aportes propios de la modernización, aunque sea para modificar la presentación.

Para trinfar no hay receta escrita, pero siempre será una garantía utilizar productos de buena calidad y dedicarle la atención que merecen a partir del concepto de que la cocina buena es la que gusta.

Alimentos de ida y vuelta

De américa a Europa De Europa a América 
 Frijoles  Cebada
 Patata  Trigo
 Cacao  Arroz
 Maní Caña de azúcar 
Tomate   Uvas
 Calabaza  Plátanos
Piña  Café
 Aguacate  Naranjas y limones
Ágave   Aceite de oliva
Maíz  Mango 
Yuca o mandioca  Oveja 
 Batata Vaca 
 Pavo Cerdo 

TurismoPlus.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: