No deje de probar la comida brasileña.

TurismoPLus.ORG

En sus próximas vacaciones pruebe la comida brasileña.

Su sabor nunca le será “extraño”. La razón es que la cocina brasileña es el conjunto de prácticas culinarias y tradiciones creadas o introducidas en Brasil, y se caracteriza por diversas influencias africanas, europeas asiáticas y amerindias.

En términos de geografía, Brasil tiene todo. El gran país de América del Sur tiene hermosas playas, junglas interminables, montañas, ciudades de origen europeo y con fuertes tradiciones africana y también una capital que fue la de un imperio. También una ciudad capitalina hecha a la medida, Brasilia.

Brasil tiene mucho y variado en el orden cultural. La música muy suya que puede mezclar las raíces de África con la Europea, el Jazz, el rock, la rumba cubana, los ritmos campesinos y los boleros es insuperable. Su cine ha roto esquemas, su literatura es bella y profunda y los carnavales gigantescos.

La comida puede ser popular y gourmet. Pero siempre única y variada debido a los muchos orígenes. Varía mucho según la región, lo que refleja la mezcla de poblaciones nativas e inmigrantes, y también su tamaño continental. Según los expertos, esto ha creado una cocina nacional marcada por la preservación de elementos de las diferencias regiones.

Los ingredientes utilizados por primera vez por los pueblos originarios de Brasil incluyen la yuca, guaraná, açaí, cumaru, anacardo y tucupi. A partir de ahí, las numerosas oleadas de inmigrantes trajeron algunos de sus platos típicos, reemplazando los ingredientes faltantes con equivalentes locales.

Por ejemplo, los inmigrantes europeos principalmente de Portugal, Italia, España, Alemania, Polonia y Suiza que arribaron alguna vez al Brasil para quedarse estaban acostumbrados a una dieta basada en el trigo, e introdujeron el vino, las verduras de hoja y los productos lácteos en la cocina brasileña.

Cuando las papas no estaban disponibles, descubrieron cómo usar la mandioca dulce nativa como reemplazo.

La influencia extranjera se extendió a las olas migratorias posteriores: los japoneses trajeron la mayoría de los alimentos que los brasileños asociarían con la cocina asiática actual, e introdujeron aviarios a gran escala, hasta bien entrado el siglo XX.

Si quiere conocer una humilde obra de arte culinario pruebe la muy brasileña feijoada. No debe dejar de hacerlo. El plato es considerado el nacional. En Río de Janeiro se transformal algo a un plato muy popular en cualquier variación con agregados de filete de bovino a la parrilla, arroz y frijoles, farofa y papas fritas, comúnmente llamado Filé à la Osvaldo Aranha.

En un restaurante brasileño puedes pedir polenta de la cocina italiana y acarajé de la cocina africana. También hay caruru, que consiste en quimbombó, cebolla, camarón seco y nueces tostadas (cacahuates), cocinados con aceite de palma hasta que se alcanza una consistencia peculiar; moqueca capixaba, que consiste en pescado cocido a fuego lento, tomate, cebolla y ajo, cubierto con cilantro; y linguiça, una salchicha ligeramente picante.

Los panes de queso (pães-de-queijo) y los salgadinhos como pastéis, coxinhas, risólis (de la cocina polaca) y kibbeh (de la cocina árabe) son elementos comunes para comer con los dedos, mientras que el cuscuz branco (tapioca molida) es un postre popular .

Los mariscos son muy populares en las zonas costeras, como el pollo asado (galeto). La fuerte herencia portuguesa le dio a Río de Jeneiro el gusto por los bolinhos de bacalhau (bolas de bacalao fritas), siendo una de las comidas callejeras más comunes allí.

En Minas Gerais, los platos regionales incluyen maíz, carne de cerdo, frijoles, pollo (incluido el muy típico plato frango com quiabo o pollo con okra), tutu de feijão (pasta de frijoles y harina de mandioca) y quesos tradicionales de maduración suave. En Espírito Santo, hay una gran influencia italiana y alemana en los platos locales, tanto salados como dulces.

¿Qué más se puede decir sobre la comida brasileña?. Lo que puede resolver la falta de palabras es que la saboree.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: