Parma y Dénia unen las mesas

TurismoPlus.ORG

Parma, en Italia, y Dénia, en España, tienen dos cosas en común, que son sus gastronomías y platos exquisitos que se sirven en sus magníficos restaurantes y mesas y los turistas que van a cada una de esas ciudades para probarlos.

Por tanto una consecuencia esperada de esas coincidencias es que la bella localidad de Dénica ha sido invitada por segundo año consecutivo a participar en el Festival Gastronómico de la no menos hermosa Parma, con la asistencia de grandes chef entre ellos el dianense Bruno Ruiz.

Los gobiernos municipales de ambas localidades han firmado un acuerdo de colaboración para promover proyectos comunes y aumentar la llegada de turistas atraídos por la gastronomía.

El documento firmado en la italiana Parma reconoce el papel relevante de la gastronomía como una referencia cultural y económica para ambas ciudades y de compromisos vinculados al desarrollo del turismo sostenible. El acuerdo publicado por el sitio digital Dénia.com menciona los vínculos de cooperación y ayuda mutua bilaterales.

Ambas ciudades quieren promover “Acciones promocionales para mejorar el posicionamiento de la marca y la imagen de ambos destinos de forma combinada, promoviendo viajes a ambas ciudades y aumentando la llegada de nuevos turistas, visitantes y” amantes de la cocina”.

Ambas están reconocidas como Ciudades Creativas de la Gastronomía, un reconocimiento que otorga la UNESCO.

Parma es famosa en el mundo entero por su comida y rica tradición gastronómica. Con solo citar al queso Parmigiano Reggiano, también producido en Reggio Emilia, y el Prosciutto di Parma, o sea jamón de Parma, habría suficiente. La comida de Parma tiene mucha reputación en cuanto a otros platos como la pasta rellena del “tortelli d’erbetta” y “anolini in brodo”.

Esa ciudad italiana Es sede de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).
Y Denia no es ciertamente retaguardia de nadie. De acuerdo con especialistas su cocina es un deleite gourmet con su exquisita gamba roja convirtiéndose en un ícono de la cocina fabulosa.

Con más de 400 restaurantes, Denia es un encantador complejo de playas para degustar la excelente cocina, desde restaurantes con estrellas Michelin hasta bares de tapas tradicionales. En Dénia, mediterránea, se puede disfrutar de la buena comida del mar o las montañas con vistas al Mediterráneo o a la hermosa reserva natural del Montgó.

Allí se encuentran verdaderas delicias culinarias a la ciudad, como las viñas para hacer vino, pasas, la pesca, que incluye salazón o secado de pescado para su conservación, y el arroz. No podrá abandonar Dénia sin comer la paella que allí se sirve. Se hace con el arroz de diferente variedad que la ciudad produce, servido con caldo de pescado, un fruto increíble de la buena mesa.

No solo se debe ir a Parma y Dénia solo para comer. No solo de pan vive el turista.

Parma está en la bellísima región norteña italiana de Emilia-Romagna. Es sede de la Universidad de Parma, una de las más antiguas de su clase en el mundo y otros ejemplos de la cultura italiana como el Palazzo della Pilotta (1583) que alberga la Academia de Bellas Artes.

Dénia es una ciudad portuaria del levante español en el Mediterráneo. Allí se pueden visitar exposiciones de artefactos romanos encontrados en la zona.El Museo Etnológico, ubicado en una casa adosada del s. XIX, contiene obras que narran la vida local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: