En México: “Dije picante!”

Por Miguel Lozano/TurismoPlus.ORG

Si está en México, tiene invitados a comer y sabe de la predilección de los mexicanos por el picante, no se le ocurra brindarles Tabasco, pese a que es un aderezo a temer entre los comensales de países no habituados a las comidas ardientes.

Lo más seguro es que el invitado le diga: “dije picante”, y desprecie ese producto por insípido, pues en México el gusto a este condimento belicoso se inculca desde la infancia.

El ají picante o chili constituye un elemento común en la mesa de varios países, pero en México alcanza el rango de imprescindible y un anfitrión es calificado a menudo por la calidad de ese producto que le brinde al invitado.

Entre las especies mejor valoradas en México está el “Habanero”, solo para paladares bien entrenados y que lleva a muchos mexicanos a caer en el error que los cubanos son amantes de las comidas picosas, lo cual no es cierto.

En españa al ají se le llama pimiento, al parecer debido a un error cometido por Cristóbal Colón cuando vio por primera vez este condimento y lo confundió con la pimienta en vaina.

Historia aparte, si usted quiere conocer el sabor original de la comida mexicana no puede despreciar el picante, aunque sea en pocas cantidades, lo que le aproximará al verdadero gusto de cualquiera de los platos de su gastronomía.

Su utilización está tan enraizada en la culinaria del país que hay platillos en los cuales es inconcebible su ausencia y existen evidencias de su uso de hace unos 6,000 años en la gastronomía y en la medicina.

Estudios recientes sugieren que reduce el colesterol malo y es anticancerígeno y en tiempos de los antiguos mayas se le utilizaba como analgésico. Se afirma que muchos conquistadores españoles dieron cuenta de los beneficios de su uso contra el escorbuto.

Un error que cometen muchos visitantes en México que quieren probar el picante “pero no tanto”, es creer en la respuesta del mesero cuando preguntan si un alimento está “muy picoso”, pues normalmente le contesta que no (para su paladar adaptado al fuego).

Si no tiene el paladar bien entrenado tenga siempre a la mano una cerveza bien fría, pero acepte el reto y pruebe, si quiere conocer de verdad a lo que sabe México.

Nota: La recomendación también es válida en viajes a la India,Tailandia y algunas regiones de China, donde también usan profusamente el picante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: