México busca a su Cocinero del Año

TurismoPlus.ORG Foto Skeeze

México anda en busca de su “Cocinero del Año 2017-2019”, un singular concurso que forma parte del amplio abanico de acciones que contribuyen al desarrollo de la reconocida gastronomía mexicana, uno de los principales pilares del turismo en el país.

La competencia arrancó en noviembre de 2017 en la ciudad de Tampico y acaba de desarrollar su cuarta etapa semifinal en la Universidad La Salle, de Oaxaca. En cada ciclo contienden grupos de aspirantes de entre 4 y 6 de los 31 estados mexicanos.

En el certamen, dirigido por chefs profesionales, participaron escuelas de gastronomía, profesionales del sector y amantes del arte culinario y solo los triunfadores de cada fase estarán presentes en la final del certamen, en marzo de 2019 en Guadalajara.

Aparte del contenido de las recetas concursantes (gramaje, ingredientes y otros detalles) para 6 raciones (personas), el jurado valoró los conceptos de originalidad, nuevas ideas, combinación de sabores, aspecto conservando la esencia de los alimentos, cocción adecuada y cortes de cuchillo, entre otros.

Otros aspectos calificados por el jurado son limpieza, orden, higiene, sabor, texturas, término y punto de cocción, equilibrio nutricional, armonía de componentes, originalidad, técnicas empleadas, temperatura de presentación de los platos y maridaje.

De forma paralela al concurso de Oaxaca, expertos de diferentes partes del país impartieron clases magistrales y conferencias.

Entre los temas desarrollados estuvieron los titulados La Cocina de los oficios, La importancia de las cocciones lentas y el humo en la cocina, El pan, la panadería y lo que nunca se cuenta y Mantequilla o Margarina: La decisión ideal.

Otros asuntos versaron sobre la cocina de Oaxaca, el 90 aniversario de Vino L.A. Cetto (la más importante empresa mexicana productora de vino de calidad), El Arte de la mesa es más que un plato y La cocina de Oaxaca en el tiempo.

Por decisión de los especialistas, el percebe fue designado como el producto de 2019 para la cocina mexicana.

Se trata de un crustáceo que crece en las costas sobre rocas batidas por el oleaje y es muy consumido en las regiones españolas de Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, así como en Portugal y Francia. También se encuentra en Argentina, Chile y Perú, pero con el nombre de picoroco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: