La Guarida, comida cubana estilizada

Por Frank Martin/TurismoPlus.ORG

–Los negocios gastronómicos más conocidos por décadas por el turismo en La Habana  fueron El Floridita y la Bodeguita del Medio hasta que entró impetuosamente  a la lista La Guarida.

La Guarida es un “paladar”, eufemismo cubano para un restaurante privado, situado en un área muy humilde de La Habana.

Hace tres años la Guía de la revista National Geographic, lo incluyó entre los 10 mejores lugares para visitar en Cuba.

Su prestigio, muy internacional por las visitas de famosos de Hollywood y porque en su sede se filmó una película en defensa de las relaciones de pareja de integrantes del mismo sexo, se debe en realidad a su excelente comida.

Especialistas califican su carta como dedicada a  la mesa cubana más estilizada.

El interior de La Guarida es acogedor. Es de lujo pero no es tan sofisticado como para hacer tímidos a comensales de vida cotidiana.

Es tremendamente popular no solo en las candilejas de Internet o en la prensa internacional sino también en el barrio en el cual está, donde los vecinos lo miman porque  sus dueños participan socialmente en el área.

La especialidad de la casa es el pollo con miel y limón, los frijoles negros, el arroz congrí, los boniatos fritos y la yuca con mojo, además de una variedad de licores y bebidas. Todo criollísimo con un buen toque de excelente estilo.

Muchos aman platos servidos  distintos allí, como el Ceviche Red Snapper, la lasaña hecha con fruta bomba o papaya, el caviar de berenjenas, el pescado bonito a la caña de azúcar, y el cerdo preparado en  diversas y refinadas maneras.

En cuanto a bebidas, están disponibles las mejores marcas de vino y “tragos” muy tropicales como el Daiquirí, sin dejar de lado cervezas muy frías de marcas reconocidas.

La Guarida es desde su inauguración muy  famosa en Cuba porque su casona fue la  locación en 1993 de la película Fresa y Chocolate del director Tomas Gutiérrez Alea con la actuación de Jorge Perugorria como figura principal.

En resumen, la película, una historia dramático-divertida, tuvo la valentía de romper reglas muy machistas y mostrar como figura principal  a un homosexual inteligente,  combativo y  persona culta y trascendente.

Más tarde este restaurante se llenó de la noche a la mañana de cantantes mundiales y estrellas del cine y la televisión planetaria.

La diva Beyoncé rompió el celofán. La estadounidense  cantante, bailarina y actriz cenó una noche  allí junto a su madre, su esposo Jay-Z y su suegra.

En los alrededores una multitud  de habaneros la esperó en los bajos del inmueble a que acabara de cenar. Fotógrafos y camarógrafos “inmortalizaron” su recorrido por una calle de La Habana en medio de aplausos y saludos efusivos.

Ya han aparecido por la Guarida  Naomi Campbel, Jack Nicholson, Benicio del Toro, Steven Spielberg, Javier Bardem, Kevin Spacey, Gerard DePardieu, Pedro Almodovar y muchos más.

Sin embargo, cuando usted cena en La Guarida, no piensa en estas cosas ni se siente orgulloso de estar en una mesa que ocupó algún famoso.

Sus sentidos van a estar concentrados en la deliciosa cena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: