España: Todo lo que necesitas es… enoturismo

TurismoPlus.ORG /Foto: Miguel Lozano (Pexels)

Si para muchos no hay gastronomía sin vinos, para un número creciente de viajeros no hay turismo sin esos caldos saludables que alegran el espíritu.

Para unos y otros España es un destino que atrae porque además de sus bellezas naturales, la facilidad del idioma para los latinoamericanos, tiene una red de bodegas que invitan a hacer un alto en el camino… cada cierto tramo.

Y la tradición no se detiene. Según el reporte del Directorio Central de Empresas del Instituto Nacional de Estadística, el número de bodegas en España aumentó 6,8%, hasta alcanzar 4,373 el 1 de enero de 2018.

Algunos cambios se registraron entre los líderes, sobre todo porque Castilla y León se ubicó en el primer lugar de la lista y superó a Cataluña con 609, o sea 35 más que en 2017.

Detrás le siguen Cataluña (606), Galicia (447), País Vasco (433), Castilla-La Mancha (425), La Rioja (381), Andalucía -la región que más aumentó con 54 para llegar a 344-, Baleares (89) Murcia (76), Asturias (25) y Cantabria (11).

De acuerdo con el reporte España registró un aumento de 183 bodegas en 10 años, lapso en el que pasó de  4,190 a 4,373.

Los principales incrementos tuvieron lugar en  Castilla y León (131), Cataluña (97) y Andalucía (69).

El 29% de esas instalaciones cuenta con 1 o 2 empleados, 5% de 29 a 40 trabajadores, 1,2% con hasta 100 empleados,13 empresas hasta 200 trabajadores y solo una supera los 500.

Todo lo que necesitas es amor… y vino

Otra ventaja de practicar el enoturismo en España es que en ese país el 49% de sus habitantes identifica la vida feliz con la buena salud y el vino como un elemento saludable siempre que se consuma moderadamente.

Entre sus beneficios más resaltantes se estima que ayuda a quemar grasas, gracias al revastropol, una sustancia de la piel de las uvas rojas que contribuye a convertir la grasa blanca en parda, según un estudio de la Universidad Estatal de Washington.

También el estudio Prevención con Dieta Mediterránea (en la cual el vino es básico) asegura que el consumo moderado de vino mejora la salud cardíaca se asocia con una menor presencia de enfermedades cardiovasculares.

Evaluaciones difundidas en el Congreso Wine and Health 2017 indican que los antioxidantes del vino pueden contribuir positivamente en la lucha contra enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer

El Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación de la Universidad Autónoma de Madrid descubrió que el vino elimina bacterias y microorganismos que se adhieren a los dientes, lo cual contribuye a la salud bucal.

En estos tiempos en que la lucha contra el colesterol se ha convertido en cruzada, algunos investigadores aseguran que ayuda a su equilibrio, gracias al poder antioxidante de los polifenoles que contiene que reducen las lipopotreínas de baja densidad, el llamado colesterol malo.

Entre los beneficios que apuntan a la influencia positiva del vino se incluye a menudo su capacidad para liberar endorfinas responsables de la sensación de bienestar que se siente al degustar una o dos copas de vino, sobre todo si se está en buena compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: