Enoturismo: el nuevo sueño americano

TurismoPlus.ORG

Miles de amantes del enoturismo visitan cada año varias regiones de Estados Unidos que hicieron cosa del pasado el desprecio a los vinos americanos.

Hoy los caldos estadounidenses gozan de respeto a nivel mundial, incluida Europa, donde algunos productores crean inspirados en los californianos sus frizantes (gaseosos, porque conservan algo de gas carbónico)

Pero lo cierto es que la reconocida calidad del vino norteamericano se basa en uvas importadas y bien sentadas en el mercado como las francesas Chardonnay, Merlot, Sauvignon, Cabernet o Pinot.

Sin embargo, esto podría cambiar con apoyo de la tecnología y 6,550,976 dólares para 4 años entregados por el Instituto Nacional de Agricultura y Alimentos de  Estados Unidos al programa VitisGen2: Aplicación de Tecnologías de Próxima Generación para Acelerar el Desarrollo de Cultivos de Uva.

La primera fase de la investigación identificada como VitisGen fue lanzada para desarrollar nuevas variedades de uva con alta calidad de fruta y resistencia a las plagas.

Sus responsables piensan que la segunda fase cambiará el tablero del vino y convertirá las innovaciones de VitisGen en aplicaciones para mejorar los programas de reproducción de uva y administrar las plantaciones de viñedos.

Es decir, crear mejores variedades de uvas más rápido.

El proyecto es dirigido por la Universidad de Cornell, en colaboración con 25 científicos de 11 instituciones de Minnesota, California y Nueva York, organizados en equipos multidisciplinarios.

Las uvas americanas

En su libro Taste the Past: the Science of Flavor y the Search of the Origins of Wine, Kevin Begos recoge criterios esperanzadores de científicos estadounidenses.

Estos aseguran que el estudio a fondo de las uvas nativas puso al descubierto cualidades ocultas que podrían hacerlas apetecibles hasta para los más exigentes bebedores de vino y competir con las añadas (cosechas de cada año) más codiciadas de Francia e Italia.

Entre los criterios recoge una explicación de Matthew Clark, profesor asistente de enología de la Universidad de Minnesota, quien explica que se intenta  desarrollar vinos al estilo europeo, pero con el plasma germinal de América del Norte.

De acuerdo con el mismo experto, el programa de semillas comenzó a mediados de los  años 1980 en Estados Unidos e inicialmente se movió tan lentamente que llevó casi 20 años sacar la primera variedad: Frontenac, un híbrido 50 por ciento de la vid americana salvaje Vitis riparia, y 50 por ciento de Vitis vinifera, europea.

Otros nuevos cultivares (variedad de planta producida mediante reproducción selectiva) provienen de las uvas nativas americanas V. labrusca o V. rupestris, pero VitisGen está acelerando el proceso, aunque se requiere bastante tiempo para que las nuevas uvas se pongan al alcance del consumidor.

Resistencia

La nueva investigación descubrió un valioso reservorio resistencia a enfermedades y plagas naturales que obligaron a utilizar más de 260 millones de libras de pesticidas en los viñedos entre 2007 y 2016 solo en California, según los registros oficiales.

Solo la mayor resistencia a las plagas podría ahorrar millones de dólares que hoy se destinan a combatirlas.

Clark afirma que una nueva tecnología de edición de genes pede acelerar la creación de nuevas variedades en las cuales se eliminaría con precisión el ADN que impulsa los atributos no deseados.

Es muy probable que se logre el objetivo de producir un vino americano mejorado con beneficios para el medio ambiente pero otra cosa es que sean aceptados por los amantes del vino, que hasta hoy favorecen las uvas conocidas, sobre todo de origen francés.

Pero algunos como Begos estiman que esta percepción puede cambiar como ha demostrado la historia.

Recuerdan que pese al respeto a las uvas francesas, el análisis de ADN mostró que se mezclan variedades de uva durante al menos 8,000 años y la elaboración organizada de vino se inició en la región montañosa del Cáucaso, miles de años antes de que los franceses comenzaran a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: