Empanada de cazón en Isla Margarita

Por Miguel Lozano/TurismoPlus.org

En Isla Margarita, Venezuela, creen que la mejor forma de empezar el día es con una empanada de cualquier variedad de los peces que denominan cazón.

Se trata del Mustelas canis, el Cracharhinus milberti (amarillo) y el Rhizoprionodon porosus (chino), parecido al tiburón pero de carne suave y blanda y el Carcharhinus limbotus, escaso pero el preferido en Margarita.

El secreto de este plato parece estar está en el aderezo y la forma de prepararlo. Para un kilogramo de pescado requiere una cabeza de ajo, seis ajíes, una cebolla, un cebollín, sal, pimienta, aceite y vinagre.

Esta empanada fina hecha con harina de maíz, frita y servida caliente admite asimismo en su masa alcaparras, aceitunas rellenas y pasas.

La empanada de cazón, no obstante, es apenas una de las tantas sorpresas que ofrece al visitante Isla Margarita, parte del único estado insular venezolano, Nueva Esparta, integrado además por las islas Coche y Cubagua.

Pero visitar Isla Margarita sin comer una empanada de cazón sería un pecado turístico, porque este humilde alimento es aceptado por los lugareños como parte del alma de este paraje caribeño.

Y ya que estamos en Isla Margarita vale la pena probar también el cazón “con tajada” (plátano maduro frito).

La tajada es asimismo parte de la comida típica venezolana: el pabellón, que lleva además arroz blanco, caraotas negras y carne desmenuzada.

Sin embargo la isla ofrece una variante, conocida como “pabellón margariteño” en el cual el cazón guisado sustituye a la carne.

Y realmente un plato de pescado parece ser más apropiado en este ambiente de aguas claras, pequeñas bahías y poblados custodiados por la estructura hotelera.

La historia cuenta que el primer europeo en visitar este idílico destino fue Cristóbal Colón durante su tercer viaje a América en 1498.

Entonces este lugar se llamaba Paraguachoa (gente de mar o donde abundan los peces, según diferentes interpretaciones).

Aunque Colón la llamó La Asunción, fue rebautizada poco después como La Margarita, nombre que sigue designando a la mayor de las islas del Caribe venezolano con mil 71 kilómetros cuadrados.

Para quienes gustan compartir con la población de los lugares visitados, un lugar aconsejable es el mercado de Conejeros, donde este reportero encontró al menos 20 puestos que venden la tradicional empanada de cazón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: