Arroz a Banda, un plato Mediterráneo

TurismoPlus.ORG

Un plato que deben probar sin falta los turistas amantes de la gastronomía al visitar España es el arroz a banda, surgido de una humilde receta de pescadores en la cual el elemento predominante es el mar.

Sin dudas es también un plato económico porque con los mismos ingredientes se puede comer dos veces: un caldo de pescado y el plato principal, que como otros del estilo Mediterráneo se hacen en una olla de paella.

En esencia se trata de un arroz con moluscos (sepia), pescado y crustáceos (gambas), aunque con el tiempo –como es lógico en toda gastronomía- se le han incorporado variantes de ingredientes, siempre provenientes del mar.

Una de las formas de elaborar es limpiar el pescado y trocearlo. La cabeza se reserva para hacer un caldo. Algunos prefieren hacer el con caldo de mariscos.

Primero se machaca el ajo o se corta de forma muy fina, se trocea la sepia o el molusco escogido y se corta la cebolla.

En una cazuela se pone a calentar aceite y se doran las gambas o el custáceo, luego se hace lo mismo con las cebollas y el ajo machacado o picado, se agrega ñora (pimiento seco) y los trozos de sepia. Luego de añadirle tomate se deja cocer a fuego lento.

Se vierte el arroz (preferiblemente del tipo bomba) y se sofríe para después cubrirlo con el caldo de pescado a razón de cuatro partes por una de arroz, se agregan las gambas, sal al gusto y azafrán.

Se cocina con fuego fuerte de 12 a 15 minutos y otros cinco minutos a fuego lento tras lo cual se deja reposar tapado de cinco a 10 minutos.

Si es necesfario durante la cocción se va añadiendo más caldo hasta que el arroz alcance la cocción preferida.

El arroz a banda obtiene su nombre del idioma valenciano (arròs a banda) pero es reconocido como un plato típico también en Murcia (donde lo conoció el reportero de TurismoPlus.ORG) y parte de Cataluña.

En otras regiones de España se le da otro apelativo a receta similares.

El arroz senyoret, que según algunos estudiosos fue un plato diferente, se ha ido acercando al arroz a banda hasta confundirse, pero con la utilización de gambas, mero y calamar.

Tanto uno como otro son una opción para quienes no gustan la paella al estilo español, es decir con los mariscos y crustáceos sin limpiar lo que hace necesario chuparlos, cortarlos y pelarnos para eliminar las partes no comestibles.

Se trata, en fin, de una espece de paella “limpia” a cuya cualidad se le atribuye el nombre de arroz senyoret (del señorito) quien, al parecer, hacía remilgos a la hora de chuparse los dedos en la mesa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: